AQUI-EL-ALT
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Esponjas

Esponjas

ESPONJA CON JABÓN DE UN SOLO USO PARA CORRECTA HIGIENE

Esponja con jabón de un solo uso de higiene personal.

Más infoComprar
Esponjas

ESPONJA CON JABÓN DE UN SOLO USO

Esponja con jabón de un solo uso de higiene personal para correcta higiene de la piel.

Más infoComprar

La importancia de la higiene en las personas es clave para el mantenimiento de una salud lo más óptima posible.
Algunas personas, por diversas circunstancias, se ven incapacitadas para mantener por si solas una buena higiene diaria por lo que es necesario contar con la ayuda de una persona que se haga cargo de sus cuidados, y que, entre otras tareas, le ayude a mantener una adecuada higiene de su cuerpo.

A ello debemos sumarle además que pueden existir problemas adicionales relacionados por ejemplo con la incontinencia, por lo que nos encontramos que ciertas zonas más delicadas son más susceptibles a irritaciones e infecciones, por lo que deberemos estar especialmente vigilantes y la higiene debe ser aún más exhaustiva.

Las personas que se encargan de su cuidado deben asumir estas labores de higiene, ayudándoles a que sea impecable cada día.

Para llevar a cabo esta labor de aseo e higiene en las mejores condiciones se disponen de una serie de materiales y ayudas técnicas que facilitan la labor.

Las esponjas para la higiene son uno de los productos que podrá encontrar en nuestra empresa de material geriátrico. Estas esponjas se caracterizan por estar fabricadas en materiales hipoalergénicos y resistentes lo que minimiza las posibilidades de que se produzcan irritaciones o reacciones, y que su utilización sea óptima.

En residencias y asociaciones donde se utilizan las esponjas higiénicas, estos productos son desechables, es decir, sirven para un solo uso, lo que garantiza que siempre estén en perfectas condiciones higiénicas.

No olvidemos que las esponjas son un tipo de producto que está expuesto a la humedad y la suciedad, lo que le convierten en el caldo de cultivo ideal para todo tipo de bacterias, virus y hongos que pueden suponer un problema de salud. Por ello, las esponjas desechables son la opción más segura, sobre todo cuando debemos hacernos cargo de los cuidados de varias personas.

TIPOS DE ESPONJAS

Como lo habitual es que en personas que requieren de una limpieza varias veces al día es la utilización de esponjas desechables, de un solo uso, nos centraremos en las esponjas de este tipo.

En la actualidad disponemos de:

  • Esponjas de un solo uso: únicamente disponemos de la esponja, envasada individualmente y fabricada en materiales hipoalergénicos y suaves al tacto.


Este tipo de esponja es ideal para aquellos casos en los que la persona necesita combinarla con productos específicos de higiene. Por ejemplo, si tiene algún tipo de alergia o la piel extremadamente sensible y debe usar productos especiales comprados aparte. Esta sería la opción ideal.

  • Esponjas con jabón incorporado: en otras ocasiones, cuando la persona no tiene problemas específicos de la piel y puede utilizar jabones normales, este tipo de esponjas son la mejor opción ya que traen el jabón necesario incorporado, facilitando así su uso. Para utilizarlas simplemente deberemos humedecerlas con agua, para activar el jabón.


Las personas que se encargan de los cuidados de la persona mayor deben tener la experiencia suficiente para que el momento del aseo sea lo más agradable posible para la persona. Para ello, debe realizarse con la máxima delicadeza y cuidado para evitar incomodidades.

Algunos consejos básicos para el aseo son:

  • La limpieza debe hacerse de forma diaria en aquellas ocasiones en los que la persona no puede valerse por si misma, y sobre todo en aquellas situaciones en las que puede necesitar una higiene extra, como en los casos de incontinencia. Para estas situaciones el uso de esponjas desechables es muy útil ya que facilita esta operación.
  • El aseo y, sobre todo, la ducha, deben estar adaptados para facilitar el acceso y salida de las personas. Para una mayor comodidad es muy útil colocar sillas específicas para ducha que permiten que se lleve a cabo esta tarea sin provocar cansancio en la persona.
  • Las duchas deben ser cortas, de unos 10-15 minutos y la temperatura del agua debe ser templada, ni demasiado fría ni demasiado caliente.


En nuestra empresa de material geriátrico encontrará disponibles todo tipo de artículos y ayudas técnicas relacionadas con el aseo y la higiene, desde sillas para baño, hasta productos de limpieza específicos y por supuestos esponjas de diversos tipos.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE