compra de material geriátrico on-line
Consulta On-line
INFORMACIÓN Y PEDIDOS ON-LINE
¡¡Llame ahora al 976 511 957 ó al 625 471 706 y haga su pedido por teléfono!!

¿Cómo afecta la pérdida de movilidad a las personas mayores?

¿Cómo afecta la pérdida de movilidad a las personas mayores?Las personas de la tercera edad, con el paso de los años, tienen progresivamente menor capacidad para moverse y su ritmo y velocidad se ven ralentizados de forma natural. Otras veces esta pérdida de movilidad puede verse acuciada por otros factores como caídas, operaciones quirúrgicas en las que sea necesario el reposo, o enfermedades que les imposibiliten el poder moverse, volviéndose totalmente dependientes. También es común que la falta de movilidad se vea influenciada por factores personales del anciano como el miedo a caerse en la calle, por ello, muchas personas optan por permanecer en su casa, y poco a poco, dejan de realizar sus actividades cotidianas y reducen sus movimientos al mínimo.


Problemas derivados de la falta de movilidad en ancianos

Esta falta de movimiento, también conocida como síndrome de inmovilidad, puede producir numerosos efectos en el organismo que pueden resultar perjudiciales para la salud de las personas de la tercera edad.

El primer factor importante es el que afecta a la circulación sanguínea. Al estar inmóvil, la circulación se ralentiza y no fluctúa de forma adecuada a través de los diferentes órganos del cuerpo. Por este motivo también la sangre comienza a coagularse y pueden formarse trombos que llegarían a tener consecuencias fatales. Movilizar al paciente para reactivar su circulación sanguínea favorecerá que el corazón funcione como es debido y la sangre se bombee de forma correcta a través del sistema sanguíneo.

Otra de las consecuencias de la falta de movilidad también afecta al sistema respiratorio, puesto que la capacidad respiratoria se ve reducida cuando el paciente está inmóvil. Además de poder padecer disnea y sensación de ahogo, en los casos más extremos la persona podría sufrir un trombo o derrame pulmonar.

Además de poder sufrir problemas en el sistema digestivo o renal entre otros, la consecuencia principal que se puede apreciar rápidamente en el anciano es la pérdida de masa muscular. Al verse reducida su capacidad para moverse, los músculos no se ejercitan y pierden su fuerza y densidad, entrando en un bucle del que solo se puede salir si esta persona comienza a movilizarse para recuperar su capacidad muscular.

Al igual que los músculos, la piel también sufre como consecuencia de estar encamado todo el día, provocando al paciente úlceras y heridas que pueden llegar a resultar muy dolorosos y problemáticos si se infectan.



¿Cómo se puede movilizar a un paciente dependiente?

En la actualidad, existen numerosos aparatos de movilidad destinados a poder ayudar a las personas con una gran dependencia a poder realizar movimientos que les permitan poder incorporarse de la cama o desplazarse. Las grúas son una de las herramientas más utilizadas para poder movilizar a este tipo de pacientes. Son muy empleadas tanto por particulares como residencias, hospitales y centros de día para poder incorporar al paciente y hacer la cama, llevarlo al baño, ducharlo o darle de comer. Estos aparatos están diseñados con la última tecnología para permitir el transporte de la persona de forma cómoda y segura.

Para aquellas personas con problemas de movilidad leves que necesiten ayuda para desplazarse, existen dispositivos de asistencia como los andadores, que permiten a los ancianos poder desplazarse de forma autónoma o con la ayuda de una persona. Son más seguros y estables que un bastón, ya que tienen mayor superficie en la que apoyarse y normalmente estas personas se sienten más seguras con esta ayuda añadida para poder caminar.

Otras maquinarias como los salvaescaleras también son una opción muy recurrida para evitar caídas y golpes al bajar y subir las escaleras. Cuando no es posible la instalación de una rampa en las escaleras de la vivienda o centro residencial, se recurre a la instalación de un salvaescaleras, una silla en la cual el usuario puede sentarse y accionarla para que se desplace a lo largo de la escalera.


En Cecoser disponemos de un amplio catálogo de productos destinados a la movilidad y transferencia de los pacientes con problemas de movilidad. Estos aparatos pueden adaptarse tanto para su uso en una vivienda particular como para residencias, hospitales y otros centros. Si está al cuidado de un paciente dependiente y desea ayudarle a movilizarse y mejorar su salud, no dude en contactar con nosotros y solicitar más información sobre los productos de nuestro catálogo. Estaremos encantados de ayudarle.



FORMULARIO DE INFORMACIÓN Y PEDIDOS

¿NECESITA MATERIAL GERIÁTRICO? HÁGANOS SU CONSULTA ON-LINE

¡¡Llame ahora al 976 511 957 o al 625 471 706 y haga su pedido por teléfono!!

En toda España
En Cecoser realizamos envíos a cualquier punto de España
Descuentos y portes gratis
Obtenga con nosotros importantes descuentos y portes gratis
Atención telefóica 24 horas
Dispondrá de atención teléfonica inmediata las 24 horas
Proveedores 300 centros en España
Proveedores de más de 300 centros y residencias de toda España